Close

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario.

Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

Contribute

Un viaje que no termina

21 febrero, 2015

Un viaje que no termina

Me apasiona viajar. Encuentro la felicidad al enfrentarme a nuevos desafíos y conocer nuevas culturas.

Cuando cumplí 18 años empecé a trabajar como mecánico de aviones, lo que me permitió hacer viajes internos en mi país, Argentina, a costo muy bajo. Unos años después, a los 21 años, comencé a trabajar en el diario La Nación como fotógrafo, que era lo que me apasionaba hacer desde que a los 13 años viera una exposición de fotografía de prensa.

Con la idea de conocer otros países, a los 24 años renuncié a mi trabajo en el diario La Nación y recorrí como mochilero cuatro países sudamericanos, durante 11 meses. De ese viaje conservo muchas vivencias, muchos recuerdos, como ir sentado en la proa de un barco mientras navegaba el río Amazonas, comer una naranja observando un atardecer desde una montaña en un pueblo de Perú o el camino Inca para llegar a las ruinas de la ciudad Machu Picchu, entre otros.

Mientras estaba viajando por Bolivia, la agencia de noticias Associated Press me ofreció ir a trabajar a Paraguay. Como fotógrafo de agencias de noticias y fotógrafo freelance posteriormente, he estado constantemente viajando y viviendo en varios países y continentes. Eso no ha hecho más que alimentar mis ganas de seguir viajando y conociendo.

Hace un tiempo que pienso en dar la vuelta al mundo. Así, sin más, por el puro placer de viajar. Estuve pensando cómo hacer este viaje y analizando las formas de hacer el recorrido: caminando, en bicicleta, en moto, en coche, en caravana, en autobús…

Cuando trabajaba en Haití, viajaba con motoristas para que me llevaran a las coberturas de noticias y me pareció el medio de transporte perfecto para lo que quería hacer. La moto me permite viajar lentamente, tener que pensar realmente lo que es importante para llevar conmigo por el espacio disponible; pero tener la flexibilidad de hacer más kilómetros o cambiar de destino si el lugar al que llego no me gusta. Algo que caminando o en bicicleta es más complicado por las distancias y el esfuerzo físico.

Cuando viajas en coche o autocaravana, creo que te aíslas del ambiente, y puedes recorrer muchos kilómetros fácilmente sin darte cuenta, ya que el cuerpo no sufre la acción directa del clima, por ejemplo la lluvia o el frío.

Así, que sin ser motero, comencé hace unos tres años el proceso para transformarme en un conductor de motocicleta; sacarme el carnet de conducir, comprarme una moto, una Royal Enfield, de las que me enamoré mientras trabajaba en la India, y a quien he nombrado Athenea, diosa de la sabiduría. Comencé a hacer kilómetros para ir poco a poco mejorando la conducción y ganar en seguridad. Estas últimas Navidades, además, hice un curso de mantenimiento de mi moto en India para utilizar mis habilidades de mecánico de aviones y ser más autosuficiente para un viaje largo. Preparando esta nueva etapa me he dado cuenta del compañerismo que nos une a quienes amamos viajar en moto; sea cual sea la pregunta que he hecho a otros viajeros, siendo yo un novato en esto, me han ayudado con la información que necesito.
Ahora, deseo continuar explorando el mundo, al cual creo que los viajes aéreos, Internet y la televisión lo han encogido, y nos muestran muchas veces realidades que son muy distintas a las nuestras pero sin el tiempo necesario para entenderlas.

En cuestión de horas, en avión, se puede pasar del frío extremo al calor extremo. De un país de costumbres básicamente vegetarianas, a otro fundamentalmente carnívoro. De un país a nivel del mar, a otro ubicado a más de 3000 metros sobre el mismo.

Actualmente creo que nos desplazamos de un lugar a otro, pero no viajamos, nos saltamos todos los países entre el punto de salida y el de llegada. Seré un romántico de épocas pasadas, en las que un viaje era un recorrido cruzando diversos territorios.

Por eso quiero disfrutar de la opción de viajar por tierra, kilómetro a kilómetro, cruzando fronteras físicas, cambiando paulatinamente o a veces también bruscamente de costumbres, alimentos, idiomas, climas. Me parece una forma fantástica de descubrir, experimentar el mundo y a la vez forzar límites físicos y mentales propios. Mi vida es una permanente búsqueda, un constante análisis, tratando de comprender y de observar el mundo a través de mis propios ojos. Esto es lo que me hace sentir vivo.

¿Cuánto tardaré en dar la vuelta al mundo? No hay tiempo establecido. El que necesite para completar el recorrido saliendo desde Barcelona, España. Viajaré sin prisas y disfrutando.
Si hay que parar porque la moto sufre una avería, o porque el lugar o las personas que me encuentre me agradan, lo haré.

O hasta donde me alcance el dinero ahorrado, el cual actualmente no es suficiente para completar la vuelta completa.

Por eso la creación de esta página web me ayudará en varios cometidos. En el blog, escribiré anécdotas y curiosidades del viaje, donde se podrá seguir el recorrido, y las fotografías que voy haciendo en el camino.Por otra parte, será un portal de venta de imágenes del viaje. También podrán apoyarme desinteresadamente en el apartado de colabora para que avance más kilómetros, o inscribirse en los talleres de fotografía que iré impartiendo en diversas ciudades y serán anunciados en el apartado de workshops.

Bienvenid@s a la aventura

  1. Walker Vizcarra dice:

    Qué idea más loca e inspiradora la que has puesto en marcha, un saludo grande desde Ecuador. Un fuerte abrazo y buena luz en el recorrido!

  2. victor otero arias dice:

    Buen viaje compañero y que los dioses te acompañen en tu camino.

  3. Aynur dice:

    Decía Enrique Jardiel Poncela que, Viajar es imprescindible y la sed de viaje, un síntoma neto de inteligencia.

    Walter, que fantástica idea, que emocionante proyecto y Chapeau por compartirlo.

    Sin duda, seguiremos las andanzas de Athenea !!!

  4. Mireya Rodriguez Irazaba dice:

    Seguiremos tus pasos en esta fantástica aventura, disfruta!!

  5. pedro gomez dice:

    que envidia nos das walter, seguiremos tu viaje desde el foro de royal enfield en España. suerte.
    tráete las alforjas llenas de vida, un buen puñado de royaleros están contigo.

  6. Pepe dice:

    Que la fuerza te acompañe

  7. Diego Waldmann dice:

    Walter como va? Sabes un colega nuestro, Sergio Goya , me chimento que andabas en este plan -vueta al mundo-moto-fotos y que tenias este blog….. Y todo viaje de un viajero es inspirador para otros . Yo tambien voy a dar la vuelta al mundo en moto pero en 40 dias… si, en un mundo que dura 40 dias(en moto)…..estoy ansioso….en unos dias comienzo.
    Te deseo lo mejor en el tuyo, desde Bs As.
    Diego W.

  8. raul En riquez dice:

    Hola ¡¡¡¡ felicitaciones ¡¡¡¡ y envidia sana¡¡¡
    soy argentino como vos y sueño con hacer algo asi como recorrer sudamerica de norte a sur a lomos de mi royal enfield… que tambien me enamore de ella viajando por la india…
    Que bueno poder saber mas de una aventura si ¡¡¡¡¡
    Fuerza moterooooo

  9. RUBEN GARCIA CABO dice:

    Ánimo…cumple tu sueño. Me voy contigo. Gracias .

Los comentarios están cerrados.

. .